Aprender a Pensar

Bitácora de clase

En La Red - Historia de la Filosofía

SM

UD. 14

14. La filosofía de Marx

linea_3p_izq_cortos

marx_rojo

La filosofía de Hegel sedujo a Europa, pero como un amor imposible. Era difícil mantener ese idealismo absoluto. Había que volver a la tierra, a la vida, a la historia. Hegel había intentado explicar la realidad entera como el desenvolvimiento de una idea. Marx aceptó en parte esa teoría, pero añadió que el autor de ese dinamismo es el ser humano. El punto de partida de Marx es también idealista en el sentido de que parte del sujeto, del yo. Pero no de un yo desencarnado, sino de un yo activo, trabajador y social. Quiere cambiar la dirección de la experiencia filosófica, de la creación filosófica, y afirma: “Los filósofos hasta ahora únicamente han interpretado el mundo de diversos modos. Ahora se trata de transformarlo”. La filosofía se convierte en acción revolucionaria. Aspira a liberar al hombre, al que considera enajenado, alienado por las condiciones económicas en que vive.

¿Quieres pensar, discutir u opinar sobre esto? Sigue leyendo

El ser humano ha sido definido a lo largo de la historia de muchas maneras: animal racional, criatura de Dios, yo trascendental… Marx afirma que el ser humano se define por las relaciones sociales de producción y de trabajo, y que, por tanto, su naturaleza y su desarrollo dependen de las formas que históricamente adquieren tales relaciones. De este modo, si queremos que el ser humano pueda definirse como un ser libre, tendremos que cambiar las relaciones sociales, la estructura económica de la sociedad. Solo el comunismo, que exige la supresión de la propiedad privada, podría permitir al ser humano alcanzar su plenitud, que ahora está impedida porque gran parte de su tarea creadora –su trabajo– no le pertenece. Parte de su ser, de su vida, está transferida a lo que produce, que no es suyo, y que se ha convertido en una mercancía. Para Marx, la praxis –la acción– está por encima de la teoría. La realidad está por hacer, el ser humano está por definirse. Pero solo a través de una acción social revolucionaria, transformadora, podrá el ser humano alcanzar su verdadera esencia. Lo importante no está al principio, sino al final del proceso. El marxismo se convierte así en utopía comunista.

Para ver las actividades y comentar pincha aquí




escrito el 10 de Marzo de 2009 por en 14. Marx,Textos

etiquetas: ,


Recursos Relacionados

 
Aprender a Pensar