Aprender a Pensar

Bitácora de clase

En La Red - Historia de la Filosofía

SM

UD. 16

16. El positivismo lógico y la filosofía analítica: Wittgenstein

linea_3p_izq_cortos

De todas sus aventuras y desventuras, la experiencia filosófica sale confundida tazay escéptica. Entra en la era de la sospecha y de la desconfianza. Y los filósofos buscan algún salvavidas teórico para mantenerse a flote. La realidad ha quedado desacreditada, la razón también, y la voluntad es un poder que, si no está sometido a la razón, se convierte en pura dominación del fuerte sobre el débil. Entre tanta ruina, ¿dónde podemos encontrar un terreno seguro para tratar nuestros inevitables problemas: el conocimiento y la acción, la verdad y el bien, la realidad y la conciencia?

¿Quieres pensar, discutir u opinar sobre esto? Sigue leyendo

El grupo de pensadores que vamos a estudiar continúa la línea idealista. Deben empezar con lo único que tienen: el sujeto. No creen que sea tan fácil llegar a la realidad cómo decían los realistas. No creen que el análisis de la conciencia les permita fundar el mundo. Y piensan que el pensamiento no es de fiar.
¿Nos queda algo? Sí, nos queda lo que constituye la posibilidad del pensamiento, lo que guarda toda la sabiduría de la historia: el lenguaje. Todo es lenguaje. Los límites de nuestro conocimiento son los límites de nuestro lenguaje. El análisis del lenguaje se va a convertir en lo más peculiar de la experiencia filosófica. Una experiencia que, después de la megalomanía idealista, se ha vuelto muy humilde. Una parte de los problemas filosóficos deja de tener sentido. El movimiento iniciado por Ockham llega a su culminación. Hay muchas palabras que son flatus vocis, meros sonido sin contenidos. La experiencia filosófica pasa por horas bajas.

Para ver las actividades y comentar pincha aquí

¿No estás registrado? Solicita tu invitación aquí



escrito el 10 de marzo de 2009 por en 16. Filosofía analítica: Wittgenstein,Textos

etiquetas: , , ,


Recursos Relacionados

 
Aprender a Pensar